Prevención de fraude: ¿Por qué es importante?



21 de octubre, 2019

Por Luiza Buserska, Directora de Comunicaciones Corporativa en CODIX, y
Coautor: Laurent Tabouelle, COO del Grupo CODIX

Artículo, publicado en EFG Hermes Blog

En la carrera mundial por la excelencia y el liderazgo de la industria, los delitos comerciales continúan siendo un problema grave para las organizaciones de todo el mundo, donde la mayoría de ellos permanecen indetectables. Una de las razones es el aumento de presión para alcanzar los objetivos financieros. Por otro lado, la tendencia a reducir el número de empleados, especialmente durante el estancamiento económico, lleva a disminuir el control interno sobre los recursos. Es por esto que cada vez hay más empresas buscando mecanismos para detectar fraudes internos – usurpación de activos, delitos contables, etc.

Es vital para toda organización, ya sea grande o pequeña, disponer de un plan de prevención de fraudes a mano.

El fraude es una acción costosa. A pesar de que las pérdidas directas por delitos económicos son importantes por sí mismos, los daños secundarios, tales como la destrucción de la reputación de la empresa y pérdida de confianza del consumidor, la devaluación del precio de las acciones y la desconfianza del accionista, el deterioro de las relaciones comerciales y la pérdida de motivación de los empleados, puede llevar a la reducción en la productividad y no debe ser menospreciado. A pesar de ser difícil de cuantificar, los daños secundarios pueden conducir a importantes pérdidas a la empresa y estas son las áreas donde el efecto es más visible.

La detección de fraudes puede ser accidental o revelado, utilizando herramientas de gestión; por ejemplo, mediante la introducción de sistemas y soluciones que pueden contribuir tanto a la mejora de la eficiencia como en el seguimiento interno a la vez que proporciona un registro de auditoría. Para evitar el riesgo de que muchos delitos financieros se queden sin revelar, las empresas deben invertir en tecnología que sea compatible con la gestión de riesgos y, al mismo tiempo, contribuya al desarrollo del negocio en sí.

Hoy en día cada vez hay más organizaciones que buscan la herramienta apropiada que pueda desbloquear todo el potencial y las posibilidades de sus negocios.

En general, el fraude económico no es una acción única. Por lo tanto, las empresas deben buscar mecanismos adecuados para prevenir su reaparición. Para poder gestionar el riesgo de dichas infracciones se debe reconsiderar el sistema de control. Como con todo riesgo comercial, se debe pasar de las acciones post factum al establecimiento de mecanismos preventivos de control.

En otras palabras, una vez la organización ha identificado áreas que requieren monitoreo, intervención o una decisión o reacción por parte del usuario, la organización debe tomar acciones para establecer formas de controlar tales actividades. Un ejemplo de esto son los controles de admisibilidad sobre los documentos de cartera que se deben desencadenar para varios eventos financieros (ej. la entrada de un elemento de cartera en el sistema de gestión, cambios en la propiedad de un elemento, una solicitud de financiación, etc.).

Afortunadamente, hoy las empresas con la ambición de ser líderes pueden beneficiarse de los desarrollos tecnológicos y de las herramientas existentes de gestión flexibles y novedosas que pueden ayudar a prevenir fraudes de forma eficiente. Ya existen herramientas que combinan la siguientes funcionalidades: muestreo de facturas, análisis de la tendencia a través de herramientas de inteligencia empresarial bien preparadas y contextualizadas, reglas sobre alertas y advertencias – proyectando nuevos activos/riesgos en base a parámetros ajustables para configurar las reglas de activación en base a las características del consumidor, reglas reforzadas de “Conozca a su Cliente” que aprovechan también la información disponible en otras plataformas a través de APIs, etc.

Hoy en día, las herramientas modernas de gestión controlada por eventos permiten a las organizaciones prevenir el blanqueo de dinero o la gestión de las condiciones de pago, fechas de emisión, fechas de vencimiento; gestionar el importe mín./máx. de factura, volumen máximo de la cartera cliente o referencia de factura y configurar todo tipo de reglas de evaluación.

Estos retos animan a las empresas a buscar modelos de negocio y métodos de trabajo que maximicen su potencial con tecnologías innovadoras que ahorren tiempo y costes y que cumplen con los requisitos claramente definidos de control de seguridad, confidencialidad y de información.

En conclusión, además de construir una cultura de intolerancia con los fraudes financieros, las organizaciones deben examinar con visión crítica las nuevas soluciones de negocio locales, invertir en soluciones de gestión más completas y flexibles, esforzarse en reducir el fraude interno, asegurar la información dentro del sistema y asegurar la auditabilidad y seguimiento de todas las decisiones.

Las organizaciones se pueden beneficiar de las últimas tecnologías para asegurarse el mejor resultado a través de un conjunto de herramientas completamente integradas que cumplan todas las necesidades que un comprador pueda tener. Es necesario buscar una solución de software amplia e integral que permita un rendimiento totalmente digital y automatizado que asegure la máxima flexibilidad y eficiencia sin sacrificar el control de riesgos.

Información de contacto

+33(4)89 87 77 77 info@codix.eu
Immeuble Le Carat, 200 Rue du Vallon, Sophia-Antipolis,
06560 VALBONNE, FRANCIA